El lobo

maria-zeldis-featured

Llegué a la fiesta tarde y me deprimí a los cinco minutos, pero ella estaba sentada en un rincón, sola, y ya no pude dejar de mirarla en toda la noche.

Era como si estuviese iluminada por un foco de luz, como si su cuerpo emitiese en mi misma longitud de onda, en mi misma frecuencia. El resto del mundo desapareció. Se me hizo la boca agua.

Hasta que, de pronto, se levantó, cogió su impermeable y, sin más, se fue. Cuando logré alcanzarla estaba parada en mitad de la calle, sintiendo la lluvia caer sobre su cara. Feliz.

—¿Dónde vas, caperucita?

—A casa de mi abuelita.

—Te sienta muy bien ese impermeable.

—Gracias. Es nuevo. Estaba harta del rojo.

Maria Zeldis, "Pluja"
Maria Zeldis, “Pluja”

 

Anuncios

Un comentario en “El lobo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s