El coleccionista

reiter featured

Aparté su mano suavemente; deshice, muy despacio, el nudo de sus piernas. La contemplé.

Me aprendí las formas de su sueño, robé el leve subir y bajar de su pecho desnudo. Aspiré su olor, inhalé su recuerdo.

Me aparté de su piel, me vestí, respiré hondo y la abandoné.

En la calle olía a lluvia, los zapatos reconocían el suelo. En el bar, sobre una servilleta, escribí su nombre. Luego, saludé.

—Buenos días.

—Buenos días, Don Juan, ¿cómo estamos hoy?

—Muy triste.


Ilustración: Johann Baptist Reiter, “Sleeping Woman”, 1849 (detalle)

Anuncios

3 comentarios en “El coleccionista

  1. Si viviera en la época de Don Juan quizá no tendría más elección que acercarme a su mesa en el bar y, con leve sonrisa, quitarme el sombrero.

    Precioso.

    Me gusta

  2. Don Juan vive en todas las épocas, así que tú sabrás lo que te haces…

    Muchas gracias, i.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s